¿Qué nos ha pasado?

En ocasiones, atribuimos el deterioro nuestra relación de pareja a razones como el «mero pasar del tiempo» o que «se acabó el amor.» Sin embargo, estas explicaciones nos posicionan en una situación de víctima indefensa. No hay nada que podamos hacer al respecto. La Terapia de Pareja nos permite analizar cómo ha evolucionado nuestra relación y explicar el deterioro atendiendo a elementos que podemos mejorar.

Aunque cada caso será distinto, podemos afirmar que en líneas generales cuando comenzamos una relación son muchos los elementos positivos que encontramos. Sólo por mencionar unos pocos: novedad sexual, las citas suelen ser para pasarlo bien; y probablemente no tendremos que tomar decisiones complicadas, ni estaremos en situaciones difíciles.

No obstante, con el paso del tiempo van apareciendo adversidades que sortearemos con mayor o menor destreza. No sólo compartimos menos tiempo de ocio con nuestra pareja sino que además compartimos lo rutinario y lo desagradable. Podremos encontrar situaciones complicadas como enfermedad o problemas económicos, y es posible que descuidemos nuestra apariencia física. Por último, también pueden aparecer diferencias a la hora de tomar decisiones importantes sobre cuestiones como la vivienda, los hijos o el trabajo.

Afortunadamente, ante las adversidades no todas las parejas se ven dañadas, sino que pueden fortalecerse y reafirmar su compromiso y su amor. Para que los avatares de la vida no afecten negativamente en vuestra relación, os animamos a que asumáis un rol activo. Es hora de asumir la responsabilidad y cultivar nuestra capacidad de comunicar, de tomar decisiones conjuntamente y de empatizar con el otro/a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *